Heredero universal en Madrid. ¿Cuáles son los derechos y obligaciones que le corresponden?

Heredero universal en Madrid

Dentro del Derecho de las herencias existen diferentes clases de derechos que pueden corresponder a particulares en relación con los bienes del difunto. Así, una persona puede volverse propietario de partes del patrimonio del causante o recibir un derecho de uso, convirtiéndose así en usufructuario. Dentro del concepto de heredero, se puede ser a título universal y a título particular, como más adelante verá. Sin embargo, debido a que el derecho civil en España no está unificado, un heredero universal en Madrid tendrá una serie de derechos y obligaciones diferenciados.

Personas que concurren a una sucesión y patrimonio que pueden repartirse.

En primer lugar, la definición de heredero universal es la de aquel que no hereda un bien o bienes concretos de una herencia, sino una parte alícuota o la totalidad de la misma. Otro concepto que hay que tener en cuenta es el del legitimario, como aquel que tiene derecho por ley a una parte no definida de la herencia, por sí solo o junto a otros herederos que se denominan como legitimarios. Heredero universal y legítima pueden perfectamente coincidir, pero no es necesario: puede ser nombrado como tal una persona que no tenga vínculo familiar, siempre que respete la parte de la herencia excluida de la libre disposición del causante.

Otra figura que puede aparecer en un testamento, o incluso venir dada por ley, es la del usufructuario como persona con derecho al uso de por vida sobre una serie de bienes o la totalidad del patrimonio hereditario. La figura del heredero universal y el usufructo se parecen en que es una figura que puede recaer sobre una masa indeterminada. Es muy común en el marco del Derecho Común instituir la cláusula testamentaria del “uno para el otro”, según la cual los hijos quedan como herederos universales con la condición de respetar el usufructo universal sobre todos los bienes de la herencia del progenitor que sobreviva.

En último lugar tenemos la distinción entre heredero universal y legatario. La segunda condición está contrapuesta  con la de universalidad: el legatario sucederá en cuanto a bienes concretos y, lo que es más importante, no responderá con su propio patrimonio de las obligaciones que el causante tuviera en vida. Por otro lado, también existe la posibilidad de designar un legatario en parte alícuota, lo cual permite hacerle dueño de una parte proporcional, pero no concreta de la herencia. La única distinción sería el hecho de que no se mezclarían completamente los patrimonios, como en el caso del universal.

Heredero universal en Madrid

En lo que respecta a qué bienes son repartidos, en principio cuando se abre la sucesión ésta lo hace por la totalidad de los derechos y obligaciones que el causante tuviere en vida. Sin embargo, en el caso de que el fallecimiento ocurriera con testamento ya hecho, el testador habrá de haber respetado unos límites en cuanto a la parte de su patrimonio de que puede disponer libremente. Así, habrá de ser respetada la legítima, como también otras instituciones como la reducción por donaciones indebidas llevadas a cabo en vida, por ejemplo.

Las principales diferencias del Derecho de herencias en Cataluña y el resto de España.

Un abogado de herencias habrá de tomar en consideración en qué lugar se encuentra dentro de España para asesorar a un testador o heredero. En el caso de un heredero universal en Madrid que no sea pariente legitimario del testador, los bienes de libre disposición que puede dejarle son superiores a los previstos en las normas del Código Civil. Mientras que en el Derecho Común la proporción es que sólo 1/3 es libre, en el catalán la proporción se invierte de forma que 3/4 serán de libre disposición a título mortis causa.

Sin embargo, aunque parezca que la situación del heredero universal es más beneficiosa en la ley catalana, no es oro todo lo que reluce. Hay que acudir al Derecho tributario para valorar si trae cuenta aceptar o rechazar una herencia. Cataluña dispone así de uno de los impuestos de sucesiones más altos del Estado, de forma que muchas veces es necesaria la venta de parte del patrimonio de la herencia para el pago de tributos. Y a todo esto habría que añadir también las cargas propias que tuvieran los bienes heredados, como podría ser el caso de un piso hipotecado.

Por otro lado, aunque los tipos sobre la base tributaria (es decir, la suma de los bienes que se reciben en vida) son altos, existen deducciones y bonificaciones por la edad del causante, las deudas que pudieran haber quedado, ser residencia habitual, personas de la tercera edad o beneficiarios de un seguro de vida, etcétera.

Un ejemplo práctico de heredero universal en Madrid, el caso de Artur F.R.

Para entender mejor este caso hablaremos de un supuesto muy sencillo. El caso de mi cliente Artur F. R., de 23 años, a quien ayudé a valorar la posibilidad de aceptar la herencia a título universal que recibió de su padre. Artur era hijo único y no tuvo que concurrir con su madre, separada de hecho de su padre, ya que en el Derecho catalán los cónyuges supervivientes no tienen la condición de usufructuarios, salvo en el caso de pobreza.

Un ejemplo práctico de heredero universal en Madrid, el caso de Artur F.R.

El inventario de los bienes que ofreció, tras la aplicación de las oportunas reducciones por razón de parentesco y edad (bonificación por 275.000€), así como deudas fehacientes por valor de 150.000€, daba una base de 750.000€. La base nos servirá para calcular lo que ha de pagarse por impuestos. Para ello se aplicarán distintos tramos atendiendo a la cuantía final resultante tras la suma del valor de los bienes. En el caso concreto de los 750.000€ estaríamos en una cuota que se liquidaría en 57.000€ hasta los 400.000€ y el resto al 24%.

En este caso, teniendo en cuenta que estábamos ante un patrimonio con varios pisos libres de cargas en alquiler y la existencia de cuentas corrientes con dinero efectivo, las circunstancias hicieron recomendable la aceptación de la herencia. Sin embargo, en otros supuestos habrá valorarse si hay bienes o líquido suficiente para hacer frente a las obligaciones tributarias, sobre todo en herencias con mucho patrimonio inmobiliario y poco efectivo.

Manuel Castaño Grande

Manuel Castaño Grande

Tras licenciarse en Derecho se especializó en Derecho Civil y Sucesorio. Ostenta en su haber un extenso currículum en formación complementaria por las que ha obtenido varias diplomaturas oficiales. Hablamos de un excelente experto en trámites notariales y asesoramiento integral de testamentos y herencias.
Manuel Castaño Grande

(Admitimos casos de: Rivas-Vaciamadrid, Las Rozas, Coslada, Fuenlabrada, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.