Herencia sin testamento en Madrid y la importancia de contar con el profesional adecuado en todos los casos.

Herencia sin testamento en Madrid

En el ámbito de la herencia sin testamento en Cataluña y, más concretamente, en el caso de una herencia sin testamento en Madrid, se ha demostrado una y otra vez, dada mi amplia experiencia, que lo más adecuado es contar con el conocimiento de un profesional experimentado, ya que no sólo entran en juego el conocimiento jurídico y el manejo de los preceptos legales, sino también la capacidad mediadora que, en muchas ocasiones, es necesario desplegar.

Incluso aquellos casos en los que parece que el difunto ha dejado todo dispuesto en detalle para el momento de su muerte a través de testamento son foco de numerosos problemas, que serán tanto más graves dependiendo del número de herederos. Así las cosas ¿alguien puede dudar de la conveniencia y, en muchos casos, de la necesidad de contar con el experto asesoramiento de un abogado de herencias?

Y tal convencimiento, fruto de mi larga trayectoria profesional, es ajeno a cualquier factor concreto y es aplicable a cualquier supuesto hereditario en el que no exista testamento, ya sea, por ejemplo, una herencia sin testamento entre hermanos o cualesquiera otros familiares y, por supuesto, a pesar de la perfecta conjunción existente entre el binomio herencia sin testamento y Código Civil, norma reguladora de la materia hereditaria en nuestro país (sin perjuicio, claro está, de las especialidades forales allí donde éstas existan).

Herencia sin testamento en Madrid, caso Rosendo F. C.

Falta de testamento y consulta con el experto.

A mi despacho acudió Rosendo F. C. buscando el consejo legal que necesitaba respecto de la herencia de su madre, recientemente fallecida. Rosendo F. C. había tenido dos hermanos, hoy sólo vivía uno de ellos, Carlos F. C. El tercer hermano había fallecido con ocasión de un accidente de tráfico hacía dos años, teniendo éste a su vez una hija de 15 años.

Los hermanos nunca habían tenido problema alguno y realmente habían sido una familia bien avenida, pero el problema estribaba en quien había sido, hasta el fallecimiento de su hermano, su cuñada. Ellos consideraban que la madre de la niña no se había portado bien con su difunto hermano y no querían, en modo alguno, que pudiera intervenir en la partición de la herencia que se avecinaba pudiendo enturbiar las relaciones entre hermanos y entre éstos y su sobrina.

Herencia sin testamento en Madrid

Aún es más, Rosendo F. C. se había personado con su hermano en la entidad bancaria en la que su difunta madre contaba con una cantidad de 125.000€ con la intención de poder disponer de ese dinero para repartirlo entre ellos y, al mismo tiempo, entre su sobrina abriéndole una cuenta bancaria sin que interviniera su madre, que parecía ser una fuente de problemas. Como no podía ser de otra manera el Director de la sucursal se negó a ello y le había recomendado acudir a un abogado a fin de supervisar el procedimiento desde el principio.

Le expliqué a Rosendo F. C. que dado que su madre había fallecido sin testamento era necesario instar la llamada declaración de herederos, a través de la cual se determinan las personas que tienen derecho a los bienes hereditarios como sucesores. En el caso que nos ocupa, como todos los posibles herederos eran descendientes del causante podía llevarse a cabo tal declaración de herederos ante Notario sin necesidad de acudir al Juez.

El siguiente paso era evidente: saber qué bienes habrían de integrar la herencia. Existía, por un lado la cantidad expuesta anteriormente de 125.000 euros y, por otro lado, tres inmuebles. Uno de ellos había sido donado a Carlos F. C. en vida de su madre y los otros dos correspondían al piso en el que había vivido la difunta hasta su muerte y otro más a pocos metros de éste.

Orientación jurídica, función mediadora y reparto de inmuebles.

Dada mi experiencia puedo discernir sin problema alguno cuándo una persona tiene realmente una voluntad de alcanzar acuerdos y cuándo tal actitud sólo es una pose que nada tiene que ver con la realidad. En este caso el acuerdo era más que posible, y por ello la complejidad del caso, así como su coste y el tiempo de resolución se reducían, pero siempre que yo por mi parte pudiera llevar a buen puerto mi objetivo de intervenir como mediador en un primer momento y como supervisor de que se cumplieran los acuerdos que pudieran ser adoptados.

Convoqué a todas las partes, esto es, a Rosendo F. C., Carlos F. C. y la madre de la sobrina de los dos primeros, Ana F. L., al ser ésta menor de edad. Una vez que estuvieron en mi despacho me tocaba explicar en qué consiste y qué particularidades tiene una herencia en la que no existe testamento, para luego tratar de conseguir un acuerdo sobre el reaparto de los bienes hereditarios.

Reparto de herencia sin testamento Madrid, ejemplo de un caso real

Lo primero de todo fue explicarles la necesidad de proceder a la declaración de herederos, que si no existía oposición podría ser llevada a cabo ante Notario, de la misma forma que la partición de la herencia. Al mismo tiempo expliqué que, legalmente, la menor, nieta de la difunta, habría de sustituir a su padre en todos los bienes hereditarios que a éste le hubieran correspondido en el caso de vivir, es decir, no sólo en el caso del dinero en metálico sino en todo lo demás también.

Acto seguido expliqué a Rosendo F. C. y a Clara M. L., madre de la menor, que habida cuenta de que la difunta había donado en vida a su hijo Carlos F. C. uno de los pisos que poseía podrían los demás pedir que se considerara como bien colacionable, esto es, que fuera computado como parte de su herencia y que había sido por su madre adelantado. Dado que los otros dos pisos restantes eran de similar valor no hubo problema.

Por último, había que adjudicar la propiedad de los dos pisos restantes. Tras un rato hablando entre ellos sin necesidad de mi intervención cada uno eligió el que consideró oportuno. Así habría de hacerse.

Reparto de dinero en metálico, pago de deudas y trámites legales.

Una vez efectuado el reparto de los bienes inmuebles sólo restaba determinar la parte que correspondería a cada uno de la cantidad existente en la cuenta bancaria, esto es, 125.357,50€. Nuevamente asesoré a mis clientes que, tal y como me había manifestado en otra ocasión Rosendo F. C., su madre había fallecido sin satisfacer la totalidad de un pequeño crédito personal que había solicitado y que ascendía a 10.000€. Restaban por pagar 3.540€.

Tal cantidad habría de abonarse con cargo al caudal hereditario. Existiendo dinero en metálico tal operación era simple. Pocos días después habría de cancelarse dicho crédito haciendo que la cantidad en metálico disponible fuera de 121.817,50€.

En resumen, cada heredero obtendría un inmueble, valorado más o menos en 230.000€ cada uno, así como la cantidad en metálico de 40.605,83€. Ya sólo era necesaria la plasmación de dichos acuerdos ante Notario. La labor de un abogado no consiste únicamente en la defensa en juicio, sino también en la gestión de todos los trámites necesarios para sus clientes facilitando su realización.

Yo mismo llevé los acuerdos adoptados junto con la documentación exigida a una Notaría de confianza a fin de que mis clientes se limitaran a acudir el día y hora señalados para la firma, supervisando que todo se llevara a cabo correctamente. Una vez efectuadas las firmas y obtenidas las escrituras pertinentes me ocupé de realizar los últimos trámites: la liquidación de los diferentes impuestos ante la Hacienda Pública y la inscripción de las nuevas titularidades en el Registro de la Propiedad.

En este caso no fue necesaria la intervención judicial, pues no existió discusión enconada ni luchas fraternales, pero después de lo expuesto, ¿alguien puede dudar de que tal resultado se debió a la intervención profesional y eficiente de un abogado experto en herencia sin testamento?

Tamara Ocaña García

Tamara Ocaña García

Es licenciada en Derecho circunscrito al departamento del Derecho de Familia, Civil, Canónico y Patrimonial. Con una notable capacidad e intuición, terminó por especializarseen los diferentes segmentos técnicos que se relacionan con la gestión patrimonial, la división sucesoria, formándose en técnicas de herencias, tramitación testamentaria, así como en la división judicial de herencias, deudas y particiones patrimoniales.
Tamara Ocaña García

(Admito clientes además de poblaciones en Madrid como: Móstoles, Alcalá de Henares, Rubí, Parla, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.