Testamento abierto en Madrid: su validez

Testamento abierto en Madrid

Existen una multitud de formas de otorgar testamento, cada una con una serie de requisitos sin los cuales el testamento puede quedar sin efecto, por lo que es muy necesario contar con el debido asesoramiento para asegurarnos de que nuestras últimas voluntades sean respetadas. Si usted desea otorgar testamento abierto en Madrid, no dude en concertar una cita con mi Despacho, donde le asesoraré sobre la forma en que ha de proceder en la redacción de las disposiciones de últimas voluntades.

Según el Código Civil de Cataluña, en su libro dedicado a las sucesiones, los requisitos del testamento abierto son los siguientes:

  • El testador deberá expresar su voluntad de testar ante el Notario de forma oral o escrita.
  • Una vez expresada dicha voluntad, el Notario procederá a la redacción del testamento abierto (el modelo puede variar de una Notaría a otra).
  • Tras la redacción del escrito de últimas voluntades por el Notario, el testador procederá a su lectura, o será leído por tercera persona.
  • Después de que se haya procedido a la lectura del testamento, el testador deberá firmarlo. En caso de que no sepa firmar o de que sea ciego o sordo, la firma del testamento se realizará por dos testigos. No podrán ser testigos, entre otros, los menores de edad o incapaces, aquellas personas que hayan sido condenadas por falsificación de documentos, calumnias, beneficiarios del testamento, el cónyuge, etc.
  • El testamento debe otorgarse en unidad de acto.
  • El testamento se otorgará en cualquiera de las lenguas oficiales en Cataluña. No obstante se podrá otorgar en otra lengua siempre que el Notario la conozca o esté asistido de un intérprete.

La diferencia entre testamento abierto y cerrado es que a pesar de ser ambos testamentos notariales y públicos, el testamento abierto no es secreto, ya que el contenido del mismo no queda en la esfera privada del testador, mientras que el testamento cerrado sí es privado, pues su contenido únicamente lo conocerán el testador y el Notario que haya intervenido.

Una particularidad del testamento público abierto es que en aquellos supuestos en los que el testador se encuentre incapacitado judicialmente, éste podrá otorgar testamento ante Notario cuando se encuentre en un intervalo de lucidez, siempre y cuando esté acompañado de dos facultativos aceptados por el Notario, que aseguren que el testador se encuentra con capacidad y lucidez suficiente para testar. El hecho de que el testador no esté incapacitado judicialmente no significa que no deban intervenir facultativos médicos, ya que si el Notario tiene dudas sobre la capacidad del testador podrá requerir su presencia.

 

Testamento abierto en Madrid

Testamento abierto en Madrid, caso de Guillermo P. E.

A continuación voy a citar algunos ejemplos que como abogado de herencias he llevado en mi Despacho.

En el año 2001, Guillermo P. E. de 78 años de edad, otorgó ante Notario testamento abierto, instituyendo como herederos a su mujer, Carolina G. S., a su único hijo, Jaume P. G., y a una auxiliar de enfermería, Catalina J. I., que le venía cuidando desde 1999, fecha en la que se le diagnosticó Alzheimer, a quien dejó unas acciones de una compañía de telecomunicaciones. Dicho testamento lo realizó sin conocimiento de su mujer ni de su hijo.

En el año 2005 Guillermo P. E. falleció, ocurriendo lo mismo con su mujer unos meses más tarde, quien murió sin otorgar testamento.

Cuando Jaume P. G. tuvo conocimiento del testamento otorgado por su padre solicitó una reunión en mi Despacho, pues consideraba que si bien en la fecha en que Guillermo P. E. otorgó testamento no tenía declarada judicialmente su incapacidad, el mismo sí se encontraba incapacitado, pues la enfermedad de Alzheimer ya se encontraba en un estado avanzado.

Tras un estudio del caso, decidí interponer una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia solicitando la nulidad del testamento, por haber sido otorgado incumpliendo las exigencias de capacidad recogidas en el Código Civil de Cataluña.

La representación de Catalina J. I. se opuso a nuestra demanda de nulidad, alegando que Guillermo P. E. en el momento de otorgar testamento no había sido declarado judicialmente incapaz, y que, por otra parte, el Notario ante el que otorgó testamento consideró que Guillermo P. E. se encontraba en perfectas condiciones, ya que en caso contrario hubiera solicitado la presencia de facultativos médicos.

Durante la sesión del juicio, además de presentar los informes médicos que declaraban la enfermedad de Alzheimer, llamé a declarar a algunos testigos, como por ejemplo una vecina que se encontró con Guillermo P. E. en la calle totalmente desorientado en fechas anteriores al otorgamiento del testamento abierto.

Testamento abierto en Madrid, caso de Guillermo P. E.

Finalmente el juez estimó nuestra pretensión declarando nulo el testamento abierto, por lo que se procedió a la sucesión intestada, recuperando Jaume P. G. las acciones de la compañía de telecomunicaciones, que en ese momento estaban valoradas en 3.200€.

En el segundo ejemplo que voy a exponer, Adrià C. R., de 68 años, acudió a mi Despacho con la duda sobre si podía otorgar testamento, ya que unos días atrás le acababan de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer.

A pesar de que su enfermedad se encontraba en un momento inicial y apenas desarrollada, le recomendé que informase al Notario de dicha situación, y de que acudiría con dos facultativos médicos que indicasen que debido al escaso desarrollo del Alzheimer tenía capacidad suficiente para testar.

A día de hoy Adrià C. R. no ha fallecido, aunque su enfermedad sí que se encuentra muy avanzada; no obstante, gracias a que otorgó testamento con el debido asesoramiento, tiene la garantía de que sus últimas voluntades serán respetadas y con toda probabilidad no podrá prosperar acción de nulidad alguna contra su testamento.

Como se puede ver de los ejemplos anteriores, es importante cumplir con una serie de requisitos para evitar que nuestras últimas voluntades sean atacadas, razón por la que invito a toda persona que requiera de asesoramiento en materia de sucesiones a que concierte una cita con mi Despacho, donde recibirá el necesario asesoramiento para que pueda otorgar su testamento abierto.

Tamara Ocaña García

Tamara Ocaña García

Es licenciada en Derecho circunscrito al departamento del Derecho de Familia, Civil, Canónico y Patrimonial. Con una notable capacidad e intuición, terminó por especializarseen los diferentes segmentos técnicos que se relacionan con la gestión patrimonial, la división sucesoria, formándose en técnicas de herencias, tramitación testamentaria, así como en la división judicial de herencias, deudas y particiones patrimoniales.
Tamara Ocaña García

(Dando servicio a municipios de Madrid como: San Sebastián de los Reyes, Getafe, Rivas-Vaciamadrid, Las Rozas, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.